«

Omega Speedmaster Racing


Cuando se lanzó el OMEGA Speedmaster, en 1957, fue muy apreciado en el mundo de los deportes de motor y los pilotos de rally, por sus prestaciones de cronógrafo y la estética de su diseño. De hecho, el diseño de su esfera se inspiró en los salpicaderos de los automóviles italianos. Casi una década antes de que se ganara su fama en el espacio, el Speedmaster ya se había hecho un nombre como uno de los cronógrafos favoritos en el mundo.